El desarrollo del paso a desnivel sobre el redondel Integración se encuentra en pleno progreso, con un avance del 70%, según informó el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez. En una entrevista reciente en el programa «Frente a Frente», el funcionario adelantó que se espera habilitar todos los accesos de esta obra en noviembre próximo.

Este ambicioso proyecto tiene como objetivo eficientar la conexión entre los municipios del norte del país, especialmente facilitando el flujo hacia Quezaltepeque y Apopa. Una vez culminada la construcción, el paso a desnivel contará con tres niveles y dos puentes: uno en dirección de Apopa a San Salvador, situado en el segundo nivel, y otro de San Salvador a Quezaltepeque, en el tercer nivel.

Una de las novedades incorporadas es un carril adicional diseñado para agilizar el tráfico de vehículos provenientes de esas zonas, evitando la necesidad de circular por el redondel. El proyecto se extiende a lo largo de 648 metros, siendo el paso a desnivel más extenso del país, y el puente hacia Quezaltepeque medirá aproximadamente 40 metros.

Romeo Rodríguez informó que el mes próximo se tiene prevista la habilitación de la calle que conecta de Quezaltepeque a San Salvador, seguida por la conexión de San Salvador a Apopa. En octubre, se espera que entre en funcionamiento el puente de 40 metros, el cual en noviembre completará la disponibilidad de todos los accesos para los más de 5,000 vehículos que transitan diariamente por la zona.

A pesar de un retraso de un mes con respecto al cronograma inicial, el proyecto continúa adelante. La inversión gubernamental asciende a $39 millones, como se anunció en el inicio de la obra. Esta iniciativa es una de las siete destinadas a mejorar el tráfico en el Área Metropolitana de San Salvador, buscando eficientar y modernizar la movilidad en la región.


Entradas similares