El gobierno del presidente Nayib Bukele mantiene su compromiso de garantizar una mejor vida a los salvadoreños a través de estrictas medidas de seguridad que han logrado disminuir la delincuencia; por lo que con distintos planes se ha conseguido que la población pueda andar en las calles sin temor.

Una de estas medidas es la presencia policial constante en todo el territorio nacional, por ejemplo en las paradas de buses donde antes era el lugar favorito de los delincuentes; ahora los ciudadanos de a pie pueden subirse a las unidades de transporte público sin temor a ser asaltados y despojados de sus pertenencias, gracias a que la policía está presente en todo momento.


Entradas similares